Las compras por internet cada día están más extendidas entre los usuarios de la red, sobre todo entre los más jóvenes, ya que los más mayores siguen teniendo cierto recelo a eso de dar sus datos bancarios en una página web.

Pero siguiendo los consejos de organizaciones de consumidores como OCU y del Centro Europeo del Consumidor, es más fácil realizar estas comprar y pedido porque sabremos donde es seguro dar nuestros datos y donde no debemos dar ni siquiera nuestro nombre de pila.

Siguiendo estos 10 sencillos consejos, podremos “quemar” nuestras tarjetas de crédito en internet con toda tranquilidad de que sólo nos cobrarán lo debido:

1-. Tranquilidad: Dedica un tiempo prudencial a comparar varias webs donde se venda el mismo producto y ver las garantías y precios que te ofrecen en cada lugar.

2-. Ten sentido común: Sabes bien que “nadie da duros a cuatro pesetas”, es decir, que nadie regala nada, así que investiga bien esos chollos y esas ofertas exageradas.

3-. Empresas Reales: No te fíes de las empresas que no tienen dirección real o tienda física y mucho menos si sólo dan un teléfono móvil o un mail como medio de contacto.

4-. Empresas extranjeras: Revisa con mucha más atención las condiciones y los contratos de compra cuando las empresas y webs donde vas a comprar sean de fuera de tu país, ya que no se rigen por las mismas leyes que tu. Si es de un país miembro de la Unión Europea puedes pedir consejo al Centro Europeo del Consumidor o sino en la embajada del país de donde sea la empresa.

5-. Web segura: Si la dirección de la web empieza por “https://” la web es segura y podrás dar tus datos con más traquilidad ya que la “S” del final indica seguridad. Además si al pie de la página encuentras un candado cerrado significa “conexión segura” y la tercera comprobación será buscar el indicador “Secure Socket Layer (SLL”). Si encuentras todo esto puedes fiarte de la web.

6-.Condiciones de compra: El vendedor está obligado a mostrar las condiciones de compra en su web o por el contrario a ofrecértela sin ninguna pega si se la pides directamente por mail o por teléfono. Infórmate sobre gastos de envío, devoluciones, formas de entrega, formas de pago, etc…

7-. Política de privacidad y seguridad: Lee muy bien todo lo referido a lo que podrán hacer y donde van a estar registrados tus datos personales, si los pueden vender a terceros, si los pueden utilizar para enviarte publicidad, etc…

8-. Cuida tus datos: Cuando vayas a rellenar los campos requeridos con tus datos personales o cuando te pongas en contacto con la empresa, da solo los datos estrictamente necesarios, es decir, si no les hace falta saber tu teléfono fijo porque ya les has dado el móvil, no lo des.

9-. Hacer el pago: El sistema más seguro de pago siempre es contrareembolso, es decir, pagar cuando te llega el producto que has pedido al mensajero en persona y con dinero en efectivo. Si no puede ser así, siempre puedes pagar con tarjeta (como en cualquier supermercado) o con si no quieres dar tu número de tarjeta también puedes utilizar servicios de pago como Pay pal, Western Union, etc…

10-.Imprimir copia de los justificantes de pedido y pago: Al finalizar tu pedido por la web debe aparecer un número de confirmación del pedido, un envío a tu mail con el pedido o una página web que puedas imprimir y quedarte como comprobante de haber pagado (en el caso de haber pagado antes) o de haber hecho el pedido (en el caso de pagar contrareembolso. Imprímelo o guárdalo en un lugar segurohasta que tengas el producto en tus manos, hayas comprobado que todo va bien y pase el periodo de garantía o prueba.