Las compras por internet cada día están más extendidas entre los usuarios de la red, sobre todo entre los más jóvenes, ya que los más mayores siguen teniendo cierto recelo a eso de dar sus datos bancarios en una página web.

Pero siguiendo los consejos de organizaciones de consumidores como OCU y del Centro Europeo del Consumidor, es más fácil realizar estas comprar y pedido porque sabremos donde es seguro dar nuestros datos y donde no debemos dar ni siquiera nuestro nombre de pila.

Siguiendo estos 10 sencillos consejos, podremos “quemar” nuestras tarjetas de crédito en internet con toda tranquilidad de que sólo nos cobrarán lo debido:

1-. Tranquilidad: Dedica un tiempo prudencial a comparar varias webs donde se venda el mismo producto y ver las garantías y precios que te ofrecen en cada lugar.